11 Lecciones que los Emprendedores Podemos Aprender de los Músicos

11 Lecciones que los Emprendedores Podemos Aprender de los Músicos

Este post mezcla a la perfección mi experiencia en el sector del emprendimiento y las startups, con la música y los músicos: Este post, en definitiva, es sobre mi experiencia trabajando en TuCarritoMusical.com (un e-commerce para la contratación de músicos en vivo), de la cual podemos sacar unas cuantas lecciones que nos han venido dadas por los músicos.

  1. CREATIVIDAD.

Hay que echarle mucha creatividad a la cosa. Normalmente el ser emprendedor va unido al hecho de no tener los suficientes recursos como para hacer todo lo que quieres hacer. Y es por ello, que se necesita de la creatividad para sacar esas cosas a delante de la mejor manera posible, aunque no tengas, digámoslo abiertamente, el dinero necesario. En esto los músicos son unos expertos…

  1. NO RENDIRSE.

La música está muy ligada a lo vocacional, hablamos de los profesionales que verdaderamente tienen esa pasión por ella, y cuando eres emprendedor hay muchos tropiezos por el camino, pero hay que practicar el “no rendirse” e incluso aprender a sobrellevarlo. Siempre piensa que de los errores se aprende y que puedes volver a intentarlo. Siempre hay más audiciones… 

  1. PASIÓN.

Como decimos en el punto 2, hay que tener mucha pasión cuando emprendes, tanto como cuando tu sueño es ser una “rock and roll star”. Porque realmente eso es lo que quieres ser, y lo que quieres. Y por experiencia te decimos que hay que echar muchas horas de trabajo. Si no te apasiona lo que haces se hace muy duro y cuesta arriba.

  1. ESCUCHAR.

Los músicos tienden a escuchar mucha música, sobre todo para saber lo que quieren y/o lo que les gusta y no les gusta, eso les hace saber dirigir su música hacia su objetivo y encaminarla en un gran éxito. Desde el punto de vista emprendedor si no escuchas, estás cerrando tu mente a nuevas ideas y “ayudas” de otras personas que te pueden facilitar mucho el trabajo. En una startup toda idea es bienvenida, aunque sea una chorrada, nunca se sabe dónde y cuándo se puede encender la bombilla. Inspírate en lo que escuchas.

  1. IMPROVISAR.

Casi un requerimiento de un buen músico. Este recurso sobre todo se nota cuando más profesional eres. Si eres emprendedor abre tu mente, porque muchas veces tendrás que improvisar con determinadas circunstancias, personas, o desarrollos. Nunca te confíes en que lo que tienes es lo perfecto, e improvisa de vez en cuando.

  1. INNOVAR.

Ese momento cuando escuchas una canción y dices, “¡madre mía, me ha dejado impresionado!”, es esa canción que no te esperabas y que alguien ha conseguido hacerla y llegar a ti. En el emprendimiento este es el primer mandamiento. Si no vas a innovar con tu producto o servicio entonces ¿realmente vale la pena?

  1. CONTENIDO.

“El contenido es el rey” frase mítica del marketing digital que seguro que estás cansado de oir. Y es que igual que te emociona la letra de una canción, tus contenidos deben transmitir algo, comunicar, ser interesantes cuanto menos, ya que no nos olvidemos que lo que pretendemos es llegar a la gente para que tu negocio funcione.

  1. EQUIVOCARSE.

Equivocarse es lícito. Es verdad que cuanto menos te equivoques mejor, pero también es impepinable no hacerlo nunca. ¿Y qué pasa? Nada. ¿Qué pasa cuando un músico se equivoca con la letra o se queda en blanco? pues nada, que sigues de la mejor manera posible y si eres listo improvisas y aprendes.

  1. APRENDER.

Los buenos profesionales de la música están en contínuo aprendizaje. Y tú como emprendedor más. Siempre que puedas aprende de los demás, y sobre todo haz tu mismo por aprender, empápate bien de lo que te interesa o te puede interesar para tu negocio. El emprendimiento en sí, no es más que un mero aprendizaje constante.

  1. RECTIFICAR.

Rectificar es de sabios. En marketing digital además es muy fácil e incluso hay herramientas que te permiten testear primero ciertas cosas de tu negocio. Los músicos rectifican mil veces una partitura antes de tenerla lista.

  1. PRACTICAR.

Lo que para los músicos sería práctica y más práctica, para los emprendedores lo llamaría constancia. Como ya hemos dicho es una tarea ardua esto de montar una startup, pero sólo conseguirás llevarla adelante con constancia de trabajo y práctica, práctica y práctica.

Por supuesto te invito a compartir tu experiencia y tus lecciones aprendidas como emprendedor… ¿Te falta alguna? ¿Cuál ha sido la más difícil de digerir? ¿Algún consejo?

Anuncios

Un comentario en “11 Lecciones que los Emprendedores Podemos Aprender de los Músicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s